Cómo hacer fundas de móvil a mano

Funda movil personalizada

Hacer manualidades es una buena forma de pasar el tiempo, sentirte bien contigo mismo y lucirte frente a tus conocidos. Una buena manualidad que no todos piensan es hacer fundas de móvil. Además de que las puedes hacer completamente a tu gusto, puedes hacer tantas como quieras, una para cada ocasión o que combinen con varios conjuntos específicos. Te dejamos varias formas cómo las puedes hacer.

Globo y silicón

Lo primero que debes hacer para lograr una buena funda, es obtener la forma de tu móvil, y para no dañarlo, lo ideal es recubrirlo con algo. Aquí te puedes ayudar de un simple globo, como los de las fiestas, lo inflas un poco, apoyas tu móvil en él y vas presionándolo a medida que desinflas el globo, esto lo dejará cubriendo el móvil y podrás aplicar diversas técnicas sobre él y luego sacas el móvil sin que haya problemas. Una vez que tengas el móvil envuelto puedes tomar una pistola de silicón y comenzar a garabatear encima o traza un patrón que tengas en mente. Asegúrate de repasar bien las esquinas y el borde del móvil que lo mantendrá en tu sitio. Luego es cuestión de simplemente sacar el móvil y aquí escoges si quitar el globo completamente o solo recortarlo y conservar cierta parte como forro interno. Listo, una funda de móvil hecha a mano.

Tejido de crochet

Una funda más tradicional, pero a la vez única, puedes hacerla con un sencillo tejido de crochet, puedes hacerlo tan ceñido al móvil como desees, además de incluir tantos patrones y formas como quieras. Puedes agregar un forro interno de tela suave o dejarlo así, que se vea el móvil a través del tejido. Y no, no es necesario que lo hagas en clásico hilo blanco. Anda a una buena mercería y escoge la opción que mejor te represente o mezclas varian, no le diremos a nadie.

Papel maché

Si tienes algo de tiempo disponible, después de que cubras el móvil con un globo o filme plástico, puedes crear una base con papel maché para hacer una funda. Claro, una vez que esté seca puedes dejarla así, solo pintarla y ya. O puedes revestirla en tela, quizás hasta hacer una tapa para el frente. El exterior de tela, bien aplicado, le dará una elegancia muy exquisita.